Situaciones en las que sin problemas podrás utilizar buzones de madera para cartas

Situaciones en las que sin problemas podrás utilizar buzones de madera para cartas

Los buzones de madera para cartas son los favoritas de quienes aman el diseño rústico y también de quienes gustan de las piezas antiguas que dan calidez y carácter a los espacios. Los buzones de madera son igual de útiles que el resto, pero tienen un encanto que puede hacer que te rindas a ellos sin pensar las cosas como deberías hacerlo.

 Si ya te decidiste a montar un buzón de  madera, recuerda que a diferencia de si eligieras uno de metal como acero o aluminio, en este caso tendrás que darle mantenimiento básico al menos cada año y además acondicionar la superficie una vez cada quince días para evitar que la madera se reseque y se raje.

Considera también tu situación y averigua si es la más adecuada para que te animes a darle rienda suelta a tu gusto por los buzones de madera para cartas.

Compra un buzón de madera sí:

Tienes un porche amplio

Esto es lo ideal ya que podrías colocarlo a resguardo bajo el techo de tu porche para evitar que se decolore y reseque con el sol y que se ablande y debilite con la lluvia.

Vives en un clima templado

Si el clima donde vives es más templado que cálido y se mantiene más o menos estable todo el año, puedes colocar buzones de madera para cartas en el exterior ya que la luz del sol incide con menos fuerza en estos zonas. Para combatir la humedad en la temporada de lluvias y la de deshielo, encera la madera o protégela con una barniz especial que sea completamente impermeable.

La época de lluvias no se prolonga tras el verano

En las regiones semicálidas-templadas la madera se mantiene muy bien debido a que el clima cambia gradualmente a lo largo del año evitando que la atmósfera se mantenga demasiado caliente o húmeda por tiempos prolongados. Si en tu región hay un periodo de lluvias en primavera-verano que se suspende del todo al llegar el otoño, podrás mantener tu buzón de madera intacto sin mucho problema.