Recomendaciones generales de cuidado para buzones de correo

Muchas personas pagan mucho por los buzones de correo más funcionales y atractivos que pueden encontrar, pero a menudo se olvidan de que la funcionalidad y la apariencia serán efímeras si no se aplica el mantenimiento preventivo y correctivo.  A continuación te presentamos algunos pasos básicos de mantenimiento que extenderán la vida útil de tus buzones de correo.

Dale un tratamiento anual a tus buzones de correos

Si es madera, procura lijarlo completamente y reaplicar un barniz resistente a la humedad, siempre en capaz delgadas que no se acumulen y boten con el tiempo. Si es de metal, trata de ponerle un primer anticorrosivo y luego aplicar una pintura a base de aceite. El primero le dará una excelente adherencia, de modo que no necesitarás aplicar demasiadas capas y entonces, la pintura lucirá con buena apariencia por más tiempo.

Mímalo de vez en cuando

Si es metal, trata de secarlo después de una noche de lluvia para que el agua no se evapore con el sol y los minerales se adhieran a la pintura. Haz lo mismo si es de aluminio o fibra de vidrio. Si es de manera, hazlo sin falta cada vez que llueva aunque esté tratado para estar a la intemperie. Aplica un acondicionador para madera la terminar.

Renueva el hardware

En los buzones de correo, el hardware son las piezas móviles metálicas como cerrojos y cerraduras, bisagras, tornillos y tuercas. Si las dejas que se oxiden, terminarán dañando el resto del cuerpo de tu buzón, así que revísalas y renuévalas en cuanto puedas con repuestos de aluminio o acero inoxidable.