Eligiendo entre bocacartas y buzones de correo

De la misma manera en que hay opciones distintas en todos los ámbitos que se adaptan a las necesidades de la gente, hay buzones especiales para cada usuario. Ese es el caso cuando se habla de bocacartas y buzones de correo. Ambos son distintos y tienen sus propias ventajas. ¿Cómo saber si lo que necesito es una cosa o la otra? A continuación te ofrecemos algunos datos útiles que te ayudarán a tomar la decisión correcta.

¿Cuál es la diferencia entre los buzones de correo y los bocacartas?

En la mayoría de los casos, los buzones son urnas que se colocan fijas en el sitio donde el cliente lo determine. Los hay medianos y grandes. Algunos se empotran a la pared de modo que se pueda acceder a la cerradura sólo desde el interior del edificio, como es el caso de los buzones horizontales que se colocan en las entradas. Tienen una buena capacidad para alojar incluso sobres grandes, por lo que son muy adecuados para negocios, complejos habitacionales o comunidades. Por obvias razones se deben colocar en un sitio con suficiente espacio.

Los bocacartas

Estos son marcos que se instalan casi siempre en puertas. Van acompañados de un pequeño depósito para correspondencia que queda colocado por detrás de la puerta. Son de uso más domestico que comercial debido a sus pequeñas dimensiones. Los bocacartas están pensados para recibir la correspondencia regular de una casa  y mantenerla a resguardo detrás de la puerta principal.

En conclusión

Si recibes paquetes o un gran volumen de correspondencia, forzosamente necesitas tener uno o varios buzones de correos que puedan con lo que llega. Si vives en una casa pequeña o en un departamento con puerta a la calle, considera instalar un bocacartas.