Consejos para proteger los buzones de madera de la acción de los elementos

Pese a que los fabricantes de buzones de comunidad suelen utilizar materiales de alta resistencia para sus productos, nunca está de más protegerlos para que perduren tanto como sea posible; pero sobre todo, para que luzcan su mejor apariencia durante su vida útil.

Aunque es cierto que no puedes hacer que te duren toda la vida, los buzones de madera se pueden proteger para que cumplan con su misión sin inconvenientes y de paso, le den un el estilo que buscas a tu entrada. A continuación, algunas recomendaciones.

Prepáralo con anticipación

Para empezar, elige los buzones de madera fabricados en roble, encino u olmo, que son muy maderas muy duras que resisten muy bien al paso del tiempo y la acción de los elementos. También puedes elegir pino que haya sido secado al horno, que también es bastante resistente. Luego, fíjate que la madera esté tratada antes de la fabricación, con algún agente que le añada resistencia. Esta medida cierra el poro, repele la humedad y evita el ataque de las termitas.

Dale un tratamiento semanal

Compra un acondicionador en crema o aceite que puedas usar cada 8 o 15 días en tus buzones de madera, no importa de qué tipo de árbol procedan. Estos productos penetran a profundad humectando la madera y dándole flexibilidad para que se expanda y contraiga con naturalidad sin agrietarse o rajarse. Usa este producto continuamente.

Revívelo cada año

Si el barniz exterior ya está agrietado o hecho polvo, lija con cuidado toda la superficie, limpia con un paño antiestático y aplica una nueva capa de barniz o laca selladora. Repite la operación una vez que esté completamente seco. Realiza esta tarea cada año y recuerda que para asegurar la cobertura y evitar que el barniz se bote con facilidad, nunca debes aplicar capas gruesas.