CÓMO ERAN LOS PRIMEROS BUZONES

 

Son muchas las clases y los modelos de buzones para comunidades que existen hoy en día.  Los podemos clasificar según su uso, el material de construcción, su tamaño, su costo o incluso la necesidad especifica que satisfagan.

Pocas veces nos detenemos a pensar en lo importantes que son estos objetos en el desarrollo de nuestras vidas, de nuestras familias y de las Empresas y Corporaciones.

 

Generalmente dedicamos este espacio a comentar las novedades de la industria, los desarrollos de las marcas más importantes, las características de estos productos etc. Sin embargo, a veces nos tomamos un tiempo de distención y hablamos de algunas curiosidades con respecto a los buzones, esos artículos que son el objeto de nuestros comentarios y de nuestro trabajo diario.

 

Pues hoy les voy a hablar de los buzones de Londres y de cómo fueron esos primeros buzones que se instalaron por primera vez, hace ya más de 160 años.

 

Es frecuente, al caminar por las calles de la bella capital del Reino Unido, ver buzones de muchas formas. Alguno son redondos, otros ovalados, los hay cuadrados, rectangulares… Sin embargo, ¿podrían ustedes creer que los primeros buzones que se instalaron, en el año de 1852, en plena era Victoriana, tenían forma hexagonal?

 

Pues sí. Esa era la forma de los primeros buzones.  Estos pioneros de la industria, afrontaron muchos problemas.  Inicialmente las ranuras eran verticales, no horizontales como acostumbramos hoy en día. En un comienzo el agua lluvia ingresaba por la ranura y deterioraba la correspondencia, por lo que se introdujo un alero que protegía la ranura.

 

La siguiente novedad, fue estandarizar el color rojo para los buzones, lo que permitió ubicarlos con gran facilidad.  Los primeros modelos fueron verdes, con la intención de camuflarlos y no hacerlos tan evidentes. Posteriormente se darían cuenta, de que lo contrario era lo correcto.

 

Ya en la alta época Victoriana, los buzones fueron apabullados con adornos dorados, con escudos de la corona y de la compañía de correos, lo cual dificultaba introducir la correspondencia o retirarla del buzón.  Por ello, tal novedad solo se mantuvo por algunos meses.

 

En nuestros días, muchos de los buzones de aquellos días se siguen utilizando en Londres y en otras ciudades del Reino Unido, convirtiéndose en un atractivo de las ciudades. Estos eran construidos en Hierro Colado lo cual asegura perdurabilidad en el tiempo.

 

A esta altura seguramente se está usted preguntando lo mismo que yo, ¿Por qué los primeros buzones fueron hexagonales? Pues le cuento que aún no lo averiguo. Tan pronto tenga la respuesta, por este medio se la haré saber.