Adhesivos en los Buzones Exteriores promueven la ayuda comunitaria

Adhesivos en los Buzones Exteriores promueven la ayuda comunitaria

 

 

 

¿Usted sabe quién es su vecino? Generalmente la respuesta es No.  Aunque esto no esté bien, no siempre es por nuestra culpa.

En las grandes ciudades, el ajetreo de la vida cotidiana, inhibe el contacto social básico con las personas que viven en nuestra misma comunidad, a tan solo una pared de distancia.

 

Pues los buzones exteriores  se encargan ahora de comunicar a sus vecinos, hasta cierto punto, algunas de las características suyas y de su familia, así como, sus requerimientos o la forma en que usted puede ayudar a sus vecinos.

 

La idea nació en Suiza, en donde muchos ciudadanos practican el ciclismo en su tiempo libre.  Algunos ciclistas empezaron a plasmar adhesivos sobre sus buzones exteriores de correo, para advertir a sus colegas deportistas que allí vivía una persona con su misma afición, que eventualmente les podría prestar asistencia, por ejemplo prestando una bomba de aire para reparar un neumático desinflado.

 

La idea pronto alcanzó dimensiones no imaginadas. En cada uno de los buzones exteriores de correos, se podía saber acerca de las aficiones de la familia que allí habitaba, de sus profesiones, de los servicios que estaban dispuestos a prestar de forma desinteresada, de aquellos que prestaban cobrando algún estipendio, de los objetos que tenían para regalar y de los servicios que les interesaba contratar.

 

Pronto, la idea generó una industria de adhesivos, de tal forma que hoy es posible encontrar uno para cada idea que se quiera plasmar en los buzones exteriores de correos.

 

Los adhesivos son de libre uso en los buzones exteriores de correos, en Suiza y en Alemania. Cada adhesivo se adquiere por 4 euros. La idea está corriendo por toda Europa, y sin duda es un motivo más para contar con buenos buzones exteriores de correos.